El Reiki suele actuar de forma progresiva y los resultados se aprecian normalmente a partir de la segunda o tercera sesión. El hombre es una unidad holística, por lo tanto hay que tratar todos sus planos para llegar a conseguir unos óptimos resultados.

Siempre aconsejo dos sesiones por semana hasta completar las 4 sesiones y después irlas espaciando.

En el tratamiento de cuatro días se trabaja de la siguiente manera:

•     En el primer día se trabaja el campo Mental, nuestra parte más interna, donde se desbloquean antiguos pensamientos negativos, atravesando los campos emocionales y físicos.

•     En el segundo día vamos al campo Emocional donde realiza el desbloqueo de emociones reprimidas, estancadas en el subconsciente. En éste día y hasta el tercero puede haber movilización emocional en forma de enfado, ira, llanto, angustia o depresión. Salen a la luz sentimientos reprimidos.

•     En el tercer día trabajamos el cuerpo Vital o Aura, arrastrando lo removido en los dos anteriores.

•     En el cuarto día se finaliza el drenaje en el cuerpo Físico.